Alergias Y Resfrios Frecuentes En Niños

Comparte ese caso en las redes sociales
Paciente Michelle , 4 años, con historia desde el primer año de edad con secreción mucosa, infecciones de vías respiratorias altas con fiebre, tratada con antibióticos y otros medicamentos. Todos los años cursa con 4 a 5 episodios de infecciones respiratorias. Cursa con obstrucción nasal frecuente, tos, estornudos, picazón en los ojos, ojeras. Ha sido frecuentemente tratada con antibióticos orales e inyectados, corticoides nasales, corticoides inhalados, corticoides orales, anti alérgicos, antitusivos, descongestionantes, inhaloterapia y tratamientos preventivos como Singulair. 

Refiere la madre que la niña esta mejor pero que no termina de curarse y aun con todos los fármacos se le obstruye la nariz. Lo que ocurre con éste paciente es que todos los medicamentos que se le mandan son tratamientos “supresivos” o “apagador de síntomas” como le llamo. Los corticoides solamente suprimen el sistema inmune, los anti alérgicos suprimen la histamina, los antitusivos suprimen la tos, pero ninguno de estos medicamentos trata de solucionar la causa. 

Por eso, vemos que la mejoría puede ser parcial y solo mientras tome el medicamento. El primer paso es prohibirle los lácteos pues estos contienen proteínas suspendidas que están en la leche. No estamos hablando de la Lactosa que es un azúcar que puede dar diarrea en personas con deficiencia de Lactasa. Estos niños, quienes han estado en contacto con la leche de vaca desde que están en el vientre de la madre, ya están creando anticuerpos contra estas proteínas de la leche. 

Estas proteínas propician la formación de mucosidad en las vías respiratorias de los niños las cuales con mayor facilidad se infectarán. Las membranas mucosas de éstos niños, también sufren por estos alergenos, y los antibióticos mandados indiscriminadamente promueven el crecimiento de una flora bacteriana intestinal anormal, no autóctona, el cual daña aun más la mucosa intestinal, creándole “agujeros” por donde pasarán más partículas proteicas a la sangre del niño. 

Estas partículas proteicas flotantes en la sangre , son interpretadas por el sistema inmune del niño como sustancias invasoras, por lo que el sistema inmune se sobreestimula para combatir éstas partículas, se sobre produce histamina que le producirá prurito en los ojos, garganta, urticaria, picazón en la nariz. 

Parece increíble que no más de 2 pacientes en más de 20 años de estar atendiendo niños, el Médico Pediatra, Neumólogo o Alergólogo le haya recomendado a la madre que suspenda los lácteos. Simplemente NO ven la relación entre esto y la enfermedad y sin contemplaciones mandarían una docena de fármacos para tratar una vulgar alergia a los lácteos. 

El tratamiento integral natural consiste en restablecer la Flora intestinal normal con Probióticos , modular el sistema inmune con Vitamina C con bioflavonoides y Acido Lipoico, modular y controlar los síntomas primarios con Homeopatía, lavados nasales con solución salina y aplicación de Homeopáticos nasales, drenar las toxinas que se han acumulado dentro de las células, reforzar la mucosa respiratoria e intestinal. 

La mejoría clínica se puede ver relativamente rápida, en pocas semanas, y los pacientes pueden curarse de forma definitiva de todas estas molestias, sin depender indefinitivamente de los fármacos. Se podría decir, que con un buen esquema de tratamiento integral, el porcentaje de éxito está cercano al 95%. Y lo más interesante de todo esto es que el costo de un programa de tratamiento es irrisorio comparado con lo que se gasta con fármacos supresivos. 

 

Comentarios