Depresion y Ansiedad, Ataques de Panico

Comparte ese caso en las redes sociales
Paciente con síntomas de depresión y ansiedad por problemas personales acude al Psiquiatra. Este determina durante la consulta que el paciente debe tomar ansiolíticos, antidepresivos y si no duerme bien, somníferos. Evalúa al paciente una vez a mes, si no ve los resultados favorables, le cambia el antidepresivo o si no le aumenta la dosis del fármaco. 
                      

Si aún presenta ansiedad, le agrega un segundo ansiolítico. Con el transcurrir de los meses, los psicofármacos se van acumulando en el cuerpo y la personalidad del paciente va cambiando, se vuelve apático a muchas cosas, o anda somnoliento todo el día, la mente reacciona con lentitud, se dificulta el pensamiento y la concentración para laborar se dificulta. Y en muchos casos, los síntomas no se eliminaban totalmente. 

Después de meses o años de tomar éstos fármacos, y de no ver la luz al final del camino, acuden para una evaluación de Medicina Natural para ver si hay alguna otra alternativa. Después de escuchar la historia clínica del paciente y evaluar los fármacos que está tomando recientemente, se hace un diagnóstico del paciente. 

Cuento con tantos recursos como la Medicina Ortomolecular donde se utilizan aminoácidos como el L-Tryptofano, L Tyrosina intravenosa, GABA; L- Theanine, complejo B intravenoso. Según el caso, se le mandan medicamentos homeopáticos intravenosos, aplicados en Biopuntura y también en forma oral. Se agregan suplementos herbales ( Kava kava, Calming, Valeriana, Passiflorina, Relora, Ginseng Siberiano)  y ortomoleculares tomados que ayudarán a relajar al paciente. 

      Muchos de éstos pacientes sufren de Insomnio o un sueño interrumpido.  Los tratamientos dados también ayudan para que duerma mejor.  Pero , también hay suplementos excelentes que son más específicos, como el Sleep N'Restore, Sleep Cycle, Herbal Sleep, Guna Sleep, Sleep Aid y el Calming. 
                                 

       Mi experiencia en todos estos años, es que los resultados se ven relativamente rápidos en cuestión de semanas o pocos meses. Se logra ir disminuyendo los fármacos y en muchos casos se eliminan los psicofármacos. La mente del paciente va regresando a la normalidad. 

 

Comentarios